«Mari, La Oruga Glotona»

Nos cuenta la historia de Mari, una linda oruga, que tenía un sueño de querer volar. Pero algunos de los animales que comparten junto a ella le decían que no podría hacerlo ya que ella era muy comilona, estaba gordita y no tenía alas.

Pero un día apareció una mariposa nocturna, quien le dijo que no perdiera las esperanzas y que quizás algún día podría volar…ella sabía algo que Mari aún desconocía.

Un bello cuento de sueños y esperanzas que nos demuestran que jamás debemos dejar de lado.

Este también podemos complementar con el mundo de los insecto y bichitos que a la gran mayoría de los niños fascina, pero que a nosotros como adultos nos cuesta comprender.

 

Autor: Sheridan Cain / Jack Tickle 

 

 

Los Niños y Los Insectos

Es cierto que como adultos estamos, por lo general, espantando a las moscas, pisamos arañas y ponemos veneno en la casa para evitar que entren hormigas.

Pero por otra parte, los niños pasan horas en el fondo de la casa volteando piedras e inspeccionando cada pedacito de césped para encontrar orugas,

chanchitos de tierra y quizás que otro animalito.

¿Quién tiene más conocimiento de los insectos? Los niños, por supuesto, ya que la mayoría es capaz de tomarlos, observarlos y es aquí donde surgen

grandes preguntas.

Lo importante es tratar de que tus hijos aprendan acerca de ellos y para ello, es fundamental que no les pases tus miedos. Por ello tenemos algunos tips.

 

 

Las recomendaciones son:

 

• No gritar cuando encuentres un insecto, ya que está comprobado que es una respuesta aprendida y adquirida y con ella desanimas cualquier fascinación que tengan tus hijos con los insectos. En cambio, busca maneras de aprender con tus hijos cuán maravillosos son estos habitantes pequeños.

• Ver películas con insectos, ya que puede ser otra manera de conversar e introducirse en el tema de estos animalitos.

• Buscar libros educacionales para que puedan leer juntos y compartir datos. Con esto cada vez que se enfrente a un insecto en vez de entrar en pánico el niño podrá decir “yo sé de este animalito” y eso los hace sentir muy bien.

• Organizar y participar de algún paseo naturalista: como zoológicos, jardines botánicos, museos y hasta algún parque (cuando termine esta cuarentena).

• Busquen insectos juntos: utiliza todo lo que aprendieron con algún frasco, lupa pueden salir a ver bajo rocas y maderas, en las plantas, etc.

 

Aquí la importancia es no cerrarle las puerta a conocimientos enriquecedores de la naturaleza, que mediante una mayor participación, experiencias y al exponerlos a estas situaciones brindan un aprendizaje integral, completo y de calidad.

Según las bases curriculares de la educación parvularia “Las niñas y los niños se sienten cada vez más partícipes del entorno natural, en tanto tienen frecuentes oportunidades de convivir con él. Así, mediante actividades de exploración espontáneas, observan, se

asombran, hacen preguntas, formulan interpretaciones, sobre diversos elementos y seres vivos que encuentran…”

Con esto mismo ellos “A partir de experiencias guiadas relacionadas con este entorno, los párvulos avanzan en el desarrollo de sus habilidades indagatorias, como observar, preguntar, inferir, predecir, comunicar, buscando establecer relaciones entre los hechos, y explicar lo que observan a partir de los conocimientos y experiencias que poseen.”

 

 

El cuento: “Mari, la Oruga Glotona”

Antes del cuento:

1. Introducir al niño comentando que hoy escucharan un cuento sobre una oruga (o cuncuna).

2. Pregunte al niño si sabe lo que es una oruga (o cuncuna), si ha visto alguna vez una y si sabe que tipo de animal es (insecto).

3. Cuente a niño/a que el cuento de hoy nos contará la historia de una oruga que quería volar, pero algunos animales decían que ella no podía….pero una sorpresa le esperaba.

4. Digan el ritual del cuento: Abracadabra, patas de cabras, que este libro se abra.

 

Durante el cuento:

1. Ir cambiando las voces y entonaciones a medida que cambia el personaje.

 

Después del cuento:

1. Comente sobre la impresión sobre el cuento.

2. Realice preguntas relacionadas al cuento y la oruga como: ¿Qué quería Mari la oruga? ¿por qué no podía? ¿quién le decía que no podía hacerlo? ¿quién confió en ella? ¿qué animales podían volar? ¿la oruga después pudo volar? ¿cómo pudo volar? ¿en qué se convirtió? Etc.

 

Disfruten el cuento:

Descubramos los Insectos 

 

 

 

1. Una Cuncuna Amarilla

 

Un clásico musical. Con esta canción podemos acompañar junto con instrumentos de percusión. Pincha la cuncuna para poder escucharla.

 

 

 

 

 

2. El ciclo de la Mariposa

Para poder comprender mejor cómo fue que Mari pudo volar, lo mejor es conversar y explicar sobre el ciclo de la mariposa.

Con la ayuda de plasticinas o papel podemos invitar a los niños a crear los huevos, luego la cuncuna, el capullo y finalmente una mariposa.

Aquí va una idea sobre un plato de cartón, que luego puede decorar su dormitorio.

 

3. Carrera de Cuncunas

Juguemos en familia a una carrera de cuncuna, sólo necesitas soplar con una bombilla.

 

Materiales:

– Papel lustre

– Lápiz

– Bombilla

 

Procedimiento:

Para armar una cuncuna se necesita cortar un rectángulo de papel lustre, luego ese rectángulo hay que plegarlo en la mitad y esas mitades en mitad.

Estira el rectángulo que queda con pliegues, dibuja ojitos y con la ayuda de una bombilla sopla desde la parte trasera y la cuncuna avanzará.

Paso a paso aquí

 

 

 

Seguiremos compartiendo más lecturas y actividades que podrán realizar con sus pequeños. Los invitamos a compartir con nosotros su experiencia. 

 

Comparte esto en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *