«Mi Mamá es Mágica»

Junto a la Ludoteca celebramos el Día de la Madre

Se acerca esta celebración y en los medios de comunicación se menciona con grandes ofertas, ideas, etc., pero… ¿Qué saben los niños y niñas de los orígenes de esta tradición en Chile y en el mundo? ¿Cómo aprovechar este evento para ir más allá de lo comercial y transformarlo en una buena oportunidad de experiencia y desarrollo personal?

Es bueno reflexionar junto a los niños y niñas los valores que inspiraron este surgimiento de este día, además de plantearse si hoy en día hay que

celebrar el día de la madre ¿cómo y por qué? A partir de la conversación, de la búsqueda de información, de la reflexión, podrán descubrir el significado personal que tiene para cada uno/a. 


Autor: Carl Norac • Ilustraciones: Ingrid Godon

 

¿Sabías qué…? 

Anna Jarvis, que no tenía hijos propios, concibió el Día de la Madre como una ocasión para honrar los sacrificios que las madres individuales hacían por sus hijos. En mayo de 1908, organizó los primeros eventos oficiales del Día de la Madre en una iglesia en su ciudad natal de Grafton, Virginia Occidental, Anna comenzó a escribir cartas a los periódicos y políticos que presionan por la adopción del Día de la Madre como un día feriado oficial. En 1912, muchas otras iglesias, pueblos y estados celebraban las celebraciones del Día de la Madre, y Anna había establecido la Asociación Internacional del Día de la Madre.

Su campaña dio sus frutos en 1914, cuando el presidente Woodrow Wilson firmó un proyecto de ley que establece oficialmente el segundo domingo de mayo como el Día de la Madre. Anna concibió el Día de la Madre como una ocasión íntima: un hijo o hija honrando a la madre que conocían y amaban, y no una celebración de todas las madres. Por esta razón, ella siempre destacó el singular «Madre» en lugar del plural. Pronto se desilusionó, ya que el Día de la Madre casi inmediatamente se centró en la compra y entrega de tarjetas impresas, flores, dulces y otros obsequios.

 

«Mi Mamá Es Mágica»

Porque sabemos que cada madre es única y especial elegimos un cuento que a través de la reflexión con los niños y niñas será posible encontrarnos con respuestas que llenaran de alegría.. SIEMPRE HAY ALGO QUE ESPECIAL EN CADA UNO DE NOSOTROS, y qué mejor que descubrir la magia de cada madre.

 

Antes del cuento:

1. Introducir al niño comentando que hoy escucharan un cuento sobre una madre con su pequeño hijo que disfrutan momentos mágicos.

2. Pregunte al niño/a que sienten y piensan sobre su madre (o quien cumpla esa función en el hogar).

Consultar respecto a que cosas que sus mamás hacen les gustan o tal vez no.

3. Cuente a niño/a que el cuento de hoy el niño señala muchas cosas que su mamá hace que para él es mágico..

4. Digan el ritual del cuento: Abracadabra, patas de cabras, que este libro se abra.

 

Durante el cuento:

1. Al momento dela lectura buscar en las ilustraciones detalles que llamen la atención del niño.

2. Utilizar diferentes tonos de voz a la lectura.

 

Después del cuento:

1. Al momento dela lectura buscar en las ilustraciones detalles que llamen la atención del niño.

2. Utilizar diferentes tonos de voz a la lectura.



 

1. Dibujando a Mi Mamá Mágica

Realizar un gran dibujo con el título “Mi mamá es mágica”, donde el niño/a pueda dibujar la razón por la que su mamá es mágica.

 

Materiales:

– Papel blanco

– Lápices

 

 2. Creando un ramo de flores con mis manitos

Armar un ramo de flores con la ayuda de las manos de los niños.

 

Materiales:

– Papel blanco

– Pinturas

– Palos de helado o limpia pipas

– Cinta o lana

 

Procedimiento:

En la hoja de papel estampar las mano de los niños y luego recortarlas. Pegarlas a los tallos de palos de helado o limpia pipas y luego amarrar con la cinta o lana.

 


3. Preparemos cocadas para Mamá

Nada mejor que llevarle unas ricas cocadas al desayuno preparada por los niños.

 

Materiales:

– Galletas

– Manjar

– Coco rallado /mostacillas de colores

– Bolsa reutilizable.

Procedimiento:

Introducir las galletas en la bolsa y molerlas golpeando con las manos. Las galletas quedan como arena y se juntan con el manjar., hasta que quede una mezcla húmeda. Se toma una porción y se hacen bolitas. Estas bolitas se pasan por el coco y mostacilla.

 


4. Un joyero para Mamá

Materiales:

– Harina y agua

– Pinturas y Pincel

Procedimiento:

Mezcla una taza de harina con un poco de agua hasta conseguir una masa que sea manipulable y no se pegue en las manos. Marcar la mano del niño/a y luego dejarla secar con los dedos un poco doblados. Pintar y decorar a gusto.



¡Un abrazo a todas las Mamás!

 

 

Seguiremos compartiendo más lecturas y actividades que podrán realizar con sus pequeños. Los invitamos a compartir con nosotros su experiencia.

 

Comparte esto en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *